Al ritmo de tamboras y chirimías

0
29
Foto: Aurelio Soto Duque

Las tradiciones africanas arraigadas en los pueblos del pacífico y el caribe colombianos, se fusionan con ritmos urbanos, trasmitiendo su legado a grandes y chicos.

Colombia, al igual que otros países latinoamericanos y caribeños, tiene un legado africano arraigado, producto de la migración de esclavos africanos durante la época de la conquista.

Las regiones costeras fueron las encargadas de recibir y albergar los hombres y mujeres que llegaron al continente, y que se asentaron e intentaron preservar sus tradiciones, arraigadas hoy en diferentes hábitos, costumbres y expresiones culturales del Pacífico y Caribe colombianos.

Sin embargo, estas regiones, precisamente ricas porque contienen parte del ADN del ser colombiano, han sido históricamente olvidadas; en las costas se encuentran paisajes naturales hermosos, playas paradisiacas, selvas que son pulmones del mundo, pero también los pueblos y poblaciones más pobres y apartadas del país.

Es innegable la riqueza cultural que emerge de las poblaciones afrodescendiente colombianas, no siempre reconocida, y quizás por ello, y como modo de reivindicación de las propias raíces, es que sobretodo en las últimas décadas hemos asistido a una explosión y por qué no, popularización de ritmos tradicionales, letras y bailes en cuyas raíces está el corazón de los colombianos descendientes del pueblo africano.

No suenan desconocidos nombres como ChoQuibTown, Herencia de Timbiquí, Mojarra Eléctrica, o los de Petrona Martínez, Tota La Momposina, Los Gaiteros de San Jacinto… Son Batá, La Revuelta y Socavón, entre otros muchos artistas y grupos musicales que llevan en alto el ritmo, el sabor y la tradición del Pacífico y el Caribe; un legado que quizás, muchos colombianos, sólo conocemos a través de la música y las muestras artísticas.

Cada vez se vuelve más familiar el nombre del Festival de Petronio Álvarez, el escenario más importante de la música y folclore del Pacífico, que este año llegó a su vigésima segunda edición. Colombianos provenientes de diversas regiones, llegan a Cali, ciudad del Valle del Cauca en busca de los ritmos que sólo el violín caucano, la chirimía, la marimba y las tamboras producen, acompañadas de voces potentes que narran historias, tradiciones y que en muchas ocasiones se convierten en protesta, en resistencia de la cultura.

De este escenario han surgido grupos musicales que han traspasado las fronteras nacionales. En el 2006, ChoQuibTown se presentó por primera vez al festival en la categoría libre; meses después su nombre se empezó a escuchar por toda Colombia.

Con canciones como “Somos Pacífico” y “Pescao Envenenao”, la agrupación ChoQuibTown, empezó a entrar en la escena musical con una propuesta que no sólo resalta los ritmos regionales sino que trasmite, a través de sus letras, la cultura chocoana, del Pacífico, de las calles en las cuales crecieron sus integrantes. Este grupo, cuyo nombre rinde homenaje a sus raíces –Cho (Chocó, región colombiana de donde provienen) Quib (Quibdó, ciudad en la que nacieron) Town (su pueblo)- aparece en el 2000 y hoy ya es un referente de la música colombiana en el exterior. Su música es una combinación entre el folclore, el hip hop y ritmos como el funk, los cuales han puesto a bailar y a cantar a colombianos de todas las edades.

Por la misma época, Herencia de Timbiquí también daba sus primeros pasos. Esta agrupación, reconocida por canciones como “Te invito” o Amanecé, representa orgullosamente sus raíces afro. Inició con una propuesta folclórica del Pacífico heredada de su familia. Estos timbiqueños –nacidos en Timbiquí pueblo del Valle del Cauca- con el tiempo mezclaron esos ritmos con sonidos urbanos. Sus letras son el reflejo de la realidad del pasado y del presente de su pueblo, de su región, de su país natal. Hoy, estos Herederos de la música, han sido galardonados a nivel internacional y continúan llevando la tradición y la historia del Pacífico al mundo.

Más hacia el norte del país, en Medellín, exactamente en la Comuna 13, conocida por los múltiples conflictos sociales que en ella convergen, Son Batá ha apostado por hacer de la música una opción de vida para muchos niños, adolescentes y jóvenes quienes al no tener otras oportunidades corren el riesgo de entrar en los círculos de violencia y drogadicción presentes en el sector. Son Batá pretende robarle hijos a la guerra a través del arte expresado en los ritmos del pacífico. Esta propuesta musical y social ha tocado también el escenario internacional llevando al mundo la tradición afrocolombiana; ha formado artistas provenientes de esa comuna 13 a la que muchos miran con reojo y con miedo, algunos de los cuales ya empiezan a labrar un futuro independiente del grupo, generando nuevas propuestas musicales que fusionan las raíces africanas con ritmos urbanos.

Pero este auge por la música y folclore afrocolombiano data de muchos años atrás y tiene a la cabeza, representantes que siguen pisando fuerte en la escena musical y que de hecho, son referentes de quienes hoy marcan tendencia. Sin duda, una de ellas es Toto La Momposina, nacida en Talaigua Nuevo, Bolívar. Esta caribeña, resalta no sólo los ritmos africanos sino también los indígenas, combinando elementos y relatos que datan del periodo colonial en el cual éstos pueblos buscaban preservar sus raíces. Hoy Toto La Momposina, al igual que los Gaiteros de San Jacinto siguen poniendo a bailar a los colombianos al ritmo de las gaitas y tambores, apasionando incluso a las nuevas generaciones que sienten especial curiosidad y afinidad por estos sonidos.

Podría seguir enumerando artistas y resumiendo la historia de muchas otras agrupaciones que están marcando un nuevo capítulo en la historia y tradición musical del Pacífico y el Caribe colombianos. Cada uno de ellos resalta esa esencia africana que se quedó en nuestro país y que impregna nuestra cultura de alegría, danza, resistencia, sabor, lucha, empuje y verraquera.

La música es el camino para preservar la cultura y riqueza de esos pueblos del ayer que son esencia de la Colombia y de la Latinoamérica de hoy.

Por Janeth Lucía Cárdenas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.