¿Qué dice Colombia?

0
161
Foto: Nelson Cárdenas - Presidencia

Paso a paso hacia una nueva democracia…

Las circunstancias que han acompañado la vida política del país en el último periodo previo al cambio de cuatrienio presidencial, develaron sentimientos encontrados por parte de la ciudadanía. De un lado incertidumbre, miedo y zozobra de la población que incrédula asistía a una nueva contienda electoral en la que se sintió interpelada en su rol protagónico y constructor de país; de otra parte se sentía esperanza, optimismo y compromiso, contexto que permitió una mayor conciencia a participar, ante la motivación desde el ser ciudadano como impulso para salir a votar masivamente.

Saludables sorpresas electorales

Y es por esto que las elecciones realizadas superaron los porcentajes de períodos anteriores, logrando reducir el abstencionismo con la participación de más de 19 millones de personas 53% del total habilitadas. Estos comicios estuvieron precedidos de una competida campaña presidencial que lanzó a segunda vuelta con mayores porcentajes a dos de los cinco candidatos más representativos (porque había otros). Iván Duque con el 39.14% y a Gustavo Petro con el 25.09%. Segunda vuelta en la que Gustavo Pedro obtuvo el 41.81% al que Iván Duque superó con 53.98% proclamándose así, como presidente del pueblo colombiano.

Ante esta nueva realidad es importante analizar cuál es la situación en la que recibe el país el nuevo presidente y al respecto que se espera de él. A este punto es necesario mirar con objetividad y al mismo tiempo con misericordia a la administración saliente, evidenciando como uno de sus grandes logros (seguramente entre muchos y que este no será el espacio para enumerarlos) la firma de los acuerdos de la Habana, como punto de partida para el recorrido de un proceso de paz anhelado y concretado en estos.

¿Cuáles los pasos a seguir al unísono con el nuevo gobierno para una Colombia realmente democrática?

Seguro serán muchos los pasos que como organizaciones y ciudadanía se pueden dar para acompañar el camino de gobierno del nuevo mandatario, hacer un seguimiento permanente a las propuestas y su implementación, manteniendo un diálogo fraterno que evidencie aquello que une y no lo que separa.

Para el seguimiento que se propone es necesario tener una agenda política que priorice como argumentos ineludibles la paz, la erradicación de la corrupción, la unidad política (más allá de izquierda o derecha) y el ejercicio de oposición. Entre muchos asuntos importantes a manera de poner en evidencia algunos.

Surgen al respecto preguntas suscitadas unas por el miedo, otras por la incertidumbre o por el desconocimiento, en tal sentido es importante centrar la atención solo en alguno de los argumentos de interés general como el de la paz ¿en qué paran los iniciales diálogos con el ELN? ¿Qué pasará ahora con el proceso de paz? sin duda y más allá de las declaraciones previas hechas frente a este asunto por el nuevo mandatario, se espera respeto y continuidad a esta gestión por ser una necesidad colectiva y se podría decir “una expresión de bien común” que beneficia a todas las personas.

Otra situación que afectó de manera drástica a las y los colombianos fue la “polarización” que aun hoy mantiene dividida al país en sectores, obstaculizando con ello la posibilidad de unidad ciudadana y accionar político hacia el bien común.

Ejercicio político de la oposición

El acto legislativo 02 de julio de 2015[1] da la posibilidad a Petro de volver al Congreso de la República porque así quedó consignado en la reforma del equilibrio de poderes. Este acto legislativo estableció que la segunda pareja con más votos en las elecciones presidenciales obtendría de manera automática dos curules: el candidato iría al Senado y la fórmula vicepresidencial, a la Cámara de Representantes. Es decir que Ángela María Robledo, también recuperará un puesto en el Congreso. Aspecto que se debe seguir de cerca de tal manera de mantener un espacio de diálogo y no la arena de “gladiadores”

Al respecto el gobierno actual ha generado una gran expectativa, con anuncios de unidad nacional, de la mano de la fraternidad, conceptos como justicia, trabajo en equipo, construcción de consensos, emergieron del discurso de posesión de Iván Duque quien se cataloga a si mismo, como una nueva generación que trabajará con principios, valores y tanto con quienes le dieron el voto y con quienes no, porque será -dice- el presidente de todos los Colombianos.

Entusiastas se acepta este reto, toda vez que se tiene el compromiso de la corresponsabilidad. Sin embargo, es de la coherencia entre los discursos y las acciones políticas del nuevo gobernante que podrá disponer de un margen de maniobra para sanar heridas y armonizar los intereses particulares en función del bien común de los ciudadanos colombianos.

Lic. Vicente Guerra y Lic Gladys López – Colombia
Coordinadores Movimiento Humanidad Nueva

[1] Por medio del cual se adopta una reforma de equilibrio de poderes y reajuste institucional y se dictan otras disposiciones.

http://wp.presidencia.gov.co/sitios/normativa/actoslegislativos/ACTO%20LEGISLATIVO%2002%20DEL%2001%20JULIO%20DE%202015.pdf.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

WordPress spam Bloqueado por CleanTalk.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.