“El conocimiento es camino y es respuesta a tantos males”

0
114
FOTO: SIF LOPPIANO

El Instituto Universitario Sophia, del Movimiento de los Focolares, ubicado en Florencia, Italia, en el décimo aniversario de su fundación, inauguró, el martes 24 de octubre, el nuevo año académico 2017/18 anunciando el nacimiento de un nuevo centro de investigación y formación, el Sophia Global Studies.

Mientras se multiplican, en distintos paralelos del mundo, procesos de ruptura y aislamiento del contexto global, el Instituto Universitario Sophia abre sus puertas a un nuevo Centro, valiente y de amplias perspectivas, el Sophia Global Studies, para «ofrecer instrumentos de comprensión, gestión y transformación de procesos y relaciones globales – explica Pascual Ferrara, embajador de Italia en Argelia y presidente del nuevo Centro de investigación –. Es el fruto de 10 años de experiencia académica y tiene como objetivo formar una nueva generación de líderes capaces de afrontar la complejidad, motivados para trabajar en favor del diálogo y la paz».

Ningún país, ningún grupo puede permanecer aislado del otro – afirma Paolo Frizzi, docente de Religiones y Procesos Globales y coordinador del Centro-.  Estamos en medio de un pasaje incierto, transitorio y multiforme».

FOTO SIF LOPPIANO

El Instituto Sophia, nacido de una intuición de Chiara Lubich, a partir de este año triplica su oferta académica: Maestría en Economía y Gerencia, Ontología Trinitaria y Cultura de la Unidad, con los respectivos doctorados.

Explica el rector, Mons. Piero Coda: «La complejidad de los horizontes nacionales y mundiales exigen una acción incansable orientada hacia la unidad de la familia humana, guiada por un nuevo pensamiento. Sophia, en estos 10 años, ha crecido como Centro intercultural, inter y trans-disciplinario, que promueve una relación integral entre estudios, experiencia e investigación».

Hoy en día más de 400 estudiantes, de 50 naciones distintas, han elegido a Sophia como camino para sus estudios superiores.  Hasta ahora son alrededor de 130 a los graduados y unos 20 los doctorados. Para Elena De Stefanis, turinés, Graduada en Filosofía y Magíster en Cultura de la Unidad, estudiar en Sophía ha significado «superar la hiper-especialización con una formación que pone en relación estudios humanistas, técnicos y filosóficos».

 

FOTO SIF LOPPIANO

María Voce, Presidente de los Focolares y Vice Gran canciller del Instituto, interviniendo en la inauguración afirmó:

«Sophia es un sueño que se ha convertido en una realidad tangible. Me llevo grabado el rostro de cuantos se forman en estas aulas.  Todos advertimos epidérmicamente los enormes y urgentes desafíos que presenta la sociedad de hoy.  Son desafíos articulados, que exigen respuestas a todo nivel.  Uno de ellos es la formación, en especial la formación de alto nivel, como la que imparte el IUS.

Estamos bien conscientes de que la creatividad del ser humano y su deseo de comprender la realidad y de responderle encuentra un punto de coagulación en la experiencia Universitaria. El conocimiento es camino y es respuesta a tantos males que tenemos ante nosotros.  El Instituto se coloca en esta perspectiva» dando al mismo tiempo «Un aporte muy especial, tanto desde el punto de vista del contenido como desde lo metodológico».

En nuestro Instituto – explica– la reflexión teórica y la vida práctica deberían tener una coherencia evidente, visible. Esto nos/los compromete a recorrer caminos académicos inter y trans-disciplinarios, en los cuales sea posible la compenetración de las distintas disciplinas para ofrecer un aporte más integral al desarrollo del pensamiento y de la acción. Y nos/los compromete a establecer con todos (desde el cuerpo docente, a los estudiantes y hasta con quién trabaja aquí) relaciones de sincera confianza y aprecio recíproco hasta formar una verdadera comunidad de vida y de reflexión».

Son metas exigentes e innovadoras. «No podemos dejar de lado estas metas – continúa María Voce.  En cierto modo ya en Sophia nos hemos encaminado, aunque estamos conscientes de los desafíos que tenemos delante para lograr consolidar y desarrollar nuestro Instituto».

«Al concluir los estudios, los jóvenes regresan a sus respectivos países con competencias y una experiencia interdisciplinaria y relacional que es muy apreciada en el mundo laboral – agrega Luigino Bruni, economista y docente del IUS. Hoy son muy apreciadas las figuras humanas y profesionales integrales, capaces de afrontar los desafíos de la mundialización».

Por: Redacción www.focolare.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here