La no violencia: un estilo de política para la paz

1
499

El mensaje del Papa a la Jornada Mundial de la Paz

La no violencia es la fuerza más grande que la humanidad tiene a su alcance. Es más poderosa que el arma más destructiva inventada por el hombre. La destrucción no corresponde en nada a la ley de los hombres. Vivir libre es estar dispuesto a morir si es preciso, a manos del prójimo, pero nunca a dar muerte. Sea cual fuere el motivo, todo homicidio y todo atentado contra la persona es un crimen contra la humanidad.

Mahatma Gandhi

Este 2017 abrirá sus puertas con la celebración de la 50°Jornada Mundial por la Paz que tendrá como tema central “La No Violencia: un estilo de política para la paz”. El Papa Francisco ha preparado un mensaje a propósito de esta ocasión que tiene lugar cada 1° de enero y que este año pretende centrarse en reflexionar y promover la no violencia como esencia misma de la política.

El año pasado estuvo marcado por hechos políticos que evidenciaron las profundas heridas sociales que han dejado la violencia, la guerra, la indiferencia y la división en países como Colombia, Brasil, Estados Unidos y otros de Latinoamérica y el mundo. Asistimos a un momento en el que la violencia ha tomado nuevamente protagonismo y por tanto se requiere encontrar caminos para hacer una política que lleve a una verdadera paz.

El Papa ha señalado que el recrudecimiento de la violencia que se vive en varias partes del mundo no es más que una “tercera guerra mundial por partes” y que justo en este momento se necesita fomentar la no violencia como un método político, a través del cual se negocien “…vías de paz, incluso ahí donde dichas vías parecen ambiguas e impracticables…” La no-violencia para el Pontífice es un enfoque político realístico, abierto a la esperanza para resolver los conflictos a través de la negoción.

Pero esta no es la primera vez que el Papa Francisco se pronuncia en torno al tema de la violencia. Ya en la jornada de la juventud, celebrada en julio del 2016, se refirió a las políticas que favorecen la supresión de los derechos humanos y de las libertades individuales ante las amenazas terroristas, y aseveró a los jóvenes que el terror no se vence con más terror y por tanto, que la violencia no se vence con más violencia. Además, hizo un fuerte llamado a poner fin a todo tipo de violencia y al terrorismo e instó a la juventud a dejar huella y a contribuir a encontrar caminos para vencerla.

Sin embargo, en esta ocasión Francisco plantea el método de la no-violencia como el camino por recorrer; el cual debemos fomentar y poner a la base de la acción política, que en medio de la polarización y la división, pretende crear barreras entre las personas y flaquear las relaciones humanas con consecuencias devastadoras para los pueblos.

Las palabras del Papa Francisco hacen eco a lo que decía Ghandi cuando afirmaba que la única manera de que la humanidad se separe de la violencia es a través de la no-violencia. Y es que en un mundo donde imperan los medios violentos para resolver los conflictos, la única salida es hacer que la política regrese a sus principios haciendo suya la táctica o la estrategia no violenta, de tal forma que ésta impregne todas las estructuras sociales.

El mensaje, que ha sido publicado a finales del pasado diciembre, hace hincapié en el mercado armamentístico y en las implicaciones del tráfico ilícito de armas que financia la mayoría de las guerras en el mundo, a lo cual, sostiene el Pontífice, la táctica de la no violencia debe contribuir a combatir hasta sustituir el mercado por las vías diplomáticas y dialógicas.

Hoy más que nunca es fundamental encontrar vías alternas para resolver los conflictos que día a día dejan miles de víctimas alrededor del mundo. La historia misma ha demostrado que ningún camino violento conduce a soluciones reales y/o duraderas. Casos como el de Sudáfrica, en el cual Gandhi fue protagonista, dejaron en evidencia que aunque lenta y dolorosa, optar a nivel personal y social por hacer propio el método de la no violencia, es la vía más eficaz para impregnar la acción política y regresarla a su esencia misma en pro del bien común de la sociedad.

Entonces, haciendo eco a las palabras del Papa, el 2017 será el año en que la no-violencia deberá constituirse en el único método y estrategia política; deberá infiltrarse en todas las esferas personales y sociales para combatir la polarización, los discursos de odio, la discriminación, la demagogia y el rencor que hoy rodean las acciones políticas mundiales.

Por Janeth Lucía Cárdenas B.

Foto: EFE/Jim Hollander

 

1 Comentario

  1. Gracias por la oportunidad! Me parece relativo el camino de la no violencia, para alcanzar la paz. Me refiero a la Paz con “mayúscula”: la que ofrece Jesús, El Dios encarnado. La no violencia, hay que aclararlo, es sostenible en el marco de la verdad! La verdad no es la creencia personal sino la consistencia de la realidad. Es elemento articulador entre el ser pensante, creado y creativo y el Ser Creador, principio y fin de todas las cosas. En algún momento, la no violencia, puede desarticularse de la verdad y abrirse a sistemas contrarios a la dignidad humana; dignidad potenciada en las duplas, libertad-derehos y reponsabilidad-deberes, contextualizados en la vida que trasciende.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here