Morfo-Lógicas de Leonel Fonseca

0
919

El Teatro Galería Cafam de Bellas Artes ubicado en Bogotá, abrió sus puertas el 1 de octubre de 2014, con el objetivo de apoyar y promover a los artistas plásticos, fomentando, enriqueciendo y divulgando las manifestaciones artísticas y patrimoniales de Colombia. En sus instalaciones se está presentando la muestra Morfo-Lógicas del artista Leonel Humberto Fonseca, nacido en la capital musical de Colombia, Ibagué, en 1967.

La exposición que fue inaugurada el pasado 16 de junio, cuenta con 31 obras, 16 de las cuales son pinturas en acrílico sobre tela y otras con una técnica experimental de pigmentos con polvo de mármol sobre lienzo, 12 dibujos en tinta y acrílicos sobre papel y 3 grandes obras realizadas en collage, que integran los 140 bocetos de pequeño formato, que sirvieron como fuente de estudio y reflexión para desarrollar las obras pictóricas y de dibujo. La curaduría de la exposición fue ejecutada por las destacadas curadoras de arte, Viviana Mayor y Francisca Miramón.

Para efectos de comprensión aclaramos que la exposición Morfo-Lógicas de Leonel Fonseca, es un arduo proceso de investigación creativa que involucra dos etapas: Morfología y Taquigrafía. La primera, desarrollada durante sus estudios en la Academia Superior de Artes de Bogotá, en la cátedra de Morfología dictada por el docente Alberto Díaz. En el trabajo de Leonel Fonseca plantea su propuesta a partir de ejercicios de composición bidimensional, en los que recrea por medio de técnicas de collage un sinnúmero de posibilidades a partir de formas idénticas o similares que dibuja, recorta y pega sobre un soporte. El objetivo es activar la superficie por medio de elementos conceptuales como el punto, la línea, el plano y el volumen, con elementos visuales como la forma, la medida, el color y la textura. En el proceso, descubre y desarrolla una visión particular, que se devela paso a paso, ejercicio tras ejercicio, llegando a definir una lógica visual que se repite y se diversifica hacia una “semiótica personal”, entendida en este caso, como una capacidad “estético-poética” para establecer relaciones de forma y de sentido en un conjunto de representaciones, que en sus obras se comportan como signos y que logran evocar en el artista como primer observador de la obra, una infinidad de posibilidades, generando sensaciones y reflexiones subjetivas que él sólo puede transmitir y registrar desde la herramienta propia de su cuerpo. El trazo, la calidad de la línea y el gesto, producen efectos e información que se hace visible en formas de configuración plástica propias del dibujo y la pintura.

Fonseca, desarrolla la etapa de “Morfología” utilizando pigmentos acrílicos. Luego, su atención se concentra en la utilización y experimentación de otros materiales que logran expresar de manera clara y concisa, el sentido y la personalidad propia de la propuesta en el que la textura toma trascendencia. Estos trabajos fueron realizados con pigmentos y polvo de mármol sobre tela. Su proceso creativo pasa de una dimensión contemplativa lógica, muy marcada por la influencia del pintor abstracto colombiano Manuel Hernández (1928-2014), a otra en el que la emoción y la espontaneidad se manifiestan, recordando otro de sus grandes referentes artísticos, el pintor informalista catalán Antoni Tapies (1923-2012)

De esta manera nace su segunda etapa a partir de la búsqueda de un dibujo que represente el concepto de lo femenino. No está de acuerdo con la visión mundana que imagina a la mujer en torno a una noción erótica y sexual, explícita y pornográfica, que la convierte en un objeto de deseo y consumo. Lo piensa como complemento idóneo a lo masculino; mira los roles y sus actividades. Recuerda una basada en el lenguaje escrito, fundamentada en un sistema de signos. En búsqueda de lo bello, piensa en caligrafía, en su función llega a Taquigrafía, recordando que esta técnica fue practicada y desarrollada por asistentes ejecutivas y secretarias para transcribir discursos en notas rápidas. Aunque el lenguaje escrito es universal, la caligrafía de la taquigrafía es personal y desde el rol, hay un registro. El maestro, estudia los signos y ve en ellos el carácter sensual de una forma curva y ligera, suave y fluida, rápida y delgada, que reproduce en sí misma, como con una fuerza centrípeta, muchos círculos. Lo femenino deja huella, su sentido trasciende, más aún cuando el contexto de los textos que dibuja el maestro Leonel Fonseca, brotan de la fuente bíblica que la fundamenta y la recrea en una visión sublime. ¿Qué es mujer?, ¿cómo tratarlas?- nos preguntamos. En 1 Pedro 3, 7, se describe: “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como vaso frágil…”-. El maestro Fonseca como un escritor de dibujos y como el poeta de la pintura que es, plasma, Vaso Frágil. De igual manera y en base a otros versículos, ideas como Madre-Grito, Ave-Libre, Tierra-Fértil, y Abrigo-Pecho, entre otras. Todas enseñanzas, mandamientos y estatutos de la Ley de Dios, cuyo camino es signo, palabra y verdad. Como verdad: Verbo y Vida, que son en sí una sola, en Jesucristo.

Por Edgar Estupiñán. Maestro en Bellas Artes. estupinarte@gmail.com

Para conocer más sobre el artista ver: leonelhfonseca.blogspot.com.co

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.